• Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal
  • Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal

Si amas la naturaleza, esta es tu vivien...

162.000€

property_city0
property_bedroom_number4
property_bathroom_number2
property_surface_built_m2249 m2
property_id83.209

Si amas la naturaleza, esta es tu vivienda en Gérgal

Jardín, huerto, pozo propio y una casa impresionante a sólo treinta minutos de la capital. La calidad de vida que quieres para ti y los tuyos.

A cuatro minutos y medio en coche del Colegio Público Antonia Artigas, si quieres hacer vida en Gérgal cuentas con todos los servicios. Y además estás tan cerca de Almería que te será sencillo acercarte a lo que sea

Esta casa construida a conciencia cuenta con amplias estancias en las que vivir holgadamente. Dentro habita el confort. Fuera la naturaleza te rodea. Tener pozo propio hace que mantener el huerto o la piscina se haga sin esfuerzo. El sistema de riego por goteo funciona perfectamente. Cuentas con olivos, naranjos, limoneros, perales, manzanos, melocotoneros, albaricoqueros, mandarinos, higueras … celindos, jazmines, geranios, rosales de todos los colores… y las parras dan sombra en el camino de acceso. Un frondoso seto de tuya (ciprés) da privacidad para que estés en tu casa… como a ti te gusta estar.

La vivienda en una sola planta garantiza tu comodidad. Construida alrededor de un distribuidor circular dispone de cuatro dormitorios y dos baños; una gran cocina con vistas a la sierra comunica con el salón comedor con chimenea y salida al porche en el que el jardín entra en la casa. Además un cuarto lavandería, una despensa y una pequeña bodega, un garaje con capacidad para dos coches, el trastero aledaño y la leñera, dotan a esta casa de todo lo que necesitas para vivir a cuerpo de rey.

Su buen aislamiento en suelos y techos te garantizan una agradable temperatura todo el año y su localización, alejada lo justo del pueblo, te permitirá disfrutar de magníficos cielos estrellados.