• Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad
  • Propiedad

Propiedad...

Vendido

property_city0
property_bedroom_number3
property_bathroom_number2
property_surface_built_m2116 m2
property_id46.997

Propiedad

Déjese atrapar por este adosado de Rodalquilar. Amueblado, 3 dormitorios, dos baños, salón-comedor con chimenea, cocina ameriacana totalmente equipada, 2 patios interiores, solarium con jacuzzi, fantásticas vistas a la montaña y mar, todo ello repartido en 161m2 habitables que posee el inmueble dividido en dos plantas. Se trata de una casa luminosa por su orientación sur al mismo tiempo que fresquita por la zona en la que se encuentra; es una calle con arboleda a los dos lados, tranquila. La playa del Playazo es totalmente salvaje, forma parte del paisaje único del Valle de Rodalquilar, paisaje difícil de describir, hay que verlo y sentirlo, naturaleza que invita a abandonarse, a dejarse llevar por sensaciones. La playa del Playazo, es la playa de Rodalquilar. Construido en el año 2008 con suelos de gres paredes lisas, diseño y decoración modernos. Casa perfecta para familias por su amplitud y distribución y para inversores con más del 6% rentabilidad anual. Si buscas una casa exclusiva para disfrutar de tu tiempo libre ó de tu día a día en el pueblo más particular del Parque Natural de Cabo de Gata, no dudes en llamarme. Rodalquilar es una localidad del municipio de Níjar en la provincia de Almería, dentro del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y a 43 km de la capital. Rodalquilar es un antiguo poblado minero cuyos orígenes se remontan (al menos) a inicios del Siglo XVI con la explotación de los alumbres del Obispado de Almería. La actividad minera se mantiene, con altibajos, entre los Siglos XVI y XX, explotándose diferentes sustancias minerales (amatistas para joyería en el siglo XVIII, caolines para cerámicas en los siglos XIX y XX, andesitas para adoquines en el siglo XX, plomo y plata en el siglo XIX, oro en el siglo XIX y XX, etc.), hasta que en 1966 el INI, por medio de su empresa Adaro, cierra las minas de oro que poseía en el pueblo. En 1989, las minas de oro se reabrirán de una manera casi fugaz, para cerrar definitivamente en el año 1990. Se encuentra dentro del municipio de Níjar. El Valle de Rodalquilar, en la Sierra Volcánica del Cabo de Gata, es una depresión paralela al litoral que solo comunica con el mismo a través del tramo llano que conduce al Playazo y discurre la rambla del mismo nombre vía de desagüe y puerta de acceso marítimo. Este gran valle se originó como consecuencia de una gran erupción volcánica, que lanzó grandes volúmenes de magma a la superficie terrestre en varias erupciones de alta explosividad. Estos grandes volúmenes emitidos a la superficie provocaron el hundimiento y colapso de la cámara magmática al vaciarse, formándose una gran caldera volcánica de forma ovalada, con 4 kilómetros de ancho por 8 kilómetros de largo, y que actualmente forma valle de Rodalquilar. La circulación de fluidos hidrotermales generó la alteración de las rocas volcánicas y la formación de diversos yacimientos minerales, entre los que destacan los de filones de cuarzo aurífero (con oro). La climatología de la zona es una de las más áridas de España, con índices de pluviosidad extraordinariamente bajos, apenas superiores a los 200 mm3/cm2 en Cabo de Gata, escasez que se agrava con su irregularidad interanual, llegando a padecer varios años seguidos sin apenas lluvias junto a otros de precipitaciones muy superiores a la media; no obstante la vegetación arbórea, cuando no ha sido destruida, subsiste gracias al suplemento hídrico que aportan los intensos rocíos. Así pues, aunque se puedan encontrar periodos de gran humedad, es normal que se sucedan etapas de extraordinaria aridez que requieren la instalación de dispositivos hidráulicos (pozos, norias y aljibes) para convertir en regadío la mayor cantidad posible de tierras o para asegurar el agua a las personas que han vivido o trabajado en la finca o al ganado que ramonea por sus campos.