• LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL
  • LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL

LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL...

Vendido

property_city0
property_bedroom_number2
property_bathroom_number1
property_surface_built_m2107 m2
property_id148.345

LA BRISA DEL MAR EN TU PIEL

Un apartamento especial en Las Negras.
Nos han recomendado que pasemos unos días en esta casita… ¡¡ a ver qué tal!!
Ayer llegamos después de un largo viaje, cansados pero contentos de estar por fin “en casa”. Tras un sueño reparador y del tirón nos hemos levantado escuchando a los pájaros en el silencio de la mañana, no hay sirenas ni ruido de coches. La terraza invita a sentarse y desayunar con calma, aunque como no hemos hecho compra aun bajamos a Casa Diego y nos lo dan todo hecho y con una sonrisa.
Ya en mitad de la mañana y con todo el día por delante, vamos descubriendo los encantos y detalles esta vivienda tan especial. Ahora en invierno el sol entra en el dormitorio y en la terraza, el resto de las estancias tienen muchísima luz, no hace falta utilizar la electricidad a esta hora. ¡Mientras deshacemos las maletas no nos chocamos! Los dormitorios son amplios y además sobra mucho espacio en los armarios. Así da gusto colocar la ropa
Damos un paseo por el pueblo y compramos para cocinar en casa. La cocina está perfectamente equipada, tiene mucha luz natural y mucho espacio. Y el salón comedor…. ¡¡Es enorme!! Se puede jugar al pilla pilla sin problema. Comemos en la terraza viendo el mar, un lujo que disfrutaremos cada día de nuestra estancia.
Ya han acabado nuestras vacaciones, el tiempo se ha hecho corto, hemos estado tan a gusto que sin duda volveremos a este apartamento que desprende calor de hogar