• EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE
  • EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE

EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE...

Vendido

property_city0
property_bedroom_number7
property_bathroom_number3
property_surface_built_m2239 m2
property_id196.152

EL ESPACIO QUE TU EMPRESA SE MERECE

Hoy he llegado temprano al despacho, estoy sola y el silencio me acompaña. Tomo café en la terraza pequeña. Mis ojos van del Casino a la noria pasando por el Paseo. Todo está verde y lleno de vida

Oigo el ascensor en el rellano, los compañeros empiezan a llegar, el bullicio de primera hora, entre saludos y bromas, acompaña al aroma del café recién hecho. Al poco cada cual está en su espacio, rodeados de luz y bonitas vistas. Los ordenadores van despertando. Hay dos reuniones previstas, una en la sala grande y otra en la pequeña… y una puesta al día, algo informal, en esta misma terraza. Cada vez que recibimos un nuevo cliente comenta impresionado la belleza de las vistas y la calidez del entorno.

La amplitud de las salas junto con los armarios empotrados, permiten trabajar sin apreturas y tener almacenaje suficiente para que todo esté despejado y en orden.

El portal está completamente renovado y es muy elegante, cuenta además con una puerta corredera automática, acceso para personas con discapacidad y una cómoda zona de espera.

La oficina es grande, luminosa, cálida y confortable. Justo el espacio y la localización que mi empresa se merece.